TX-cortesia-evasion-eufemis

Buenas actitudes para emprender posibilitan la comunicación y el diálogo en todas direcciones. Hay una ligera línea de relación social escondida tras la cortesía y la buena educación que en ningún momento debe ser un lugar donde ocultarse, donde evadir la responsabilidad de ser una mismo. Recomiendo no utilizar el eufemismo o la ironía porque de nada sirve no decir exactamente lo que uno piensa por muy elegante que se diga. Si recomiendo la creatividad, la plasticidad relacional que nos hace flexibles y adaptables a nuestro interlocutor y a su lenguaje, pero un exceso de empatía puede esconder y crear dudas que en los negocios no son de manera alguna útiles.

Al final lo que yo se es que ser AUTéNTICO es siempre un valor,  en cambio  para mi la excentricidad es una opción personal, posiblemente una forma de afirmarse en si mismo delante de una postura contraria dure minutos, es decir se valora y marca más las distancias con la posición contraria,  pero crea climas afables para negociar, y se mantienen en un lugar positivo de la memoria del otro, porque el otro sabe como eres.

A mi personalmente cuando mejor me ha ido en los negocios es cuando he dicho siempre aquello que pensaba, cuando he defendido mi postura y aceptado los errores, a eso yo le llamo Responsabilidad con uno mismo, esa te deja siempre dormir tranquilo.

Esta actitud también es conocida como ASERTIBIDAD, aunque ya son terminologías más susceptibles del estudio social y psicológico y tratan de la autoestima, de las decepciones.

Sin entrar en esos ámbitos, una postura receptiva y flexible delante de un proyecto vivo, dinámico y relacional es siempre un gran comienzo.