sello_creatividad_blanco

Lo que nunca nadie dice sobre la creatividad, es que la tienes tú.

La creatividad es personal y transferible.

Cada día encuentro nuevas formas de poder transmitir este concepto tan importante y poderoso que consigue cambiar muchas cosas en la vida de las personas, y  he aprendido que…

Lo que yo sepa no importa , si la receptibilidad del interlocutor no está preparada. No se trata de convencer a nadie, sino de despertar cosas nuevas en las personas, cosas que en realidad que ya saben. Sólo de este modo es posible conectar y  conseguir llegar a la persona de una forma natural para despertar en ella una mirada nueva y una intención diferente de hacer las cosas.

El entorno importa, como en todo, y crear un ambiente propicio para la creatividad ayuda a que esta aflore y encuentre el canal para expresar lo que la persona tiene dentro. Muchas personas estarán ya pensando en un taller de pintura, que también. Pero ese espacio es interno, se encuentra dentro de cada uno de nosotros y cuando estamos en sintonía con nuestro yo, es el mejor momento y lugar para la creatividad.

Los clásicos lo llamaban inspiración, pero lo importante a destacar es que esta no viene de fuera sino de dentro de uno.

La creatividad no se refiere únicamente a la creación artística, que también, es un estado interior donde la persona es capaz de crear en relación a aquello que tiene en esencialmente. Es como un diálogo interno que nos permite conectar con el mundo con nuestra propia mirada. Cuando más ejercitamos esa actividad de materialización de las ideas, más práctica tenemos en crear un diálogo entre lo que pensamos y lo que hacemos, y se convierte en una actitud aplicable a cualquier disciplina, entonces es cuando somos expertos creativos.

La creatividad es algo propio, nos pertenece y posiblemente lo que ocurre es que en el modo en el que nos educan y en la sociedad tal y como está configurada actualmente, está el mayor freno para esa capacidad que nos hace realmente humanos.

Cada día  oigo a muchas personas hablar de creatividad como algo ajeno, intangible, como un valor fuera de la esfera personal, valoramos obras, trabajos, proyectos, empresas… con el filtro de la creatividad, como lo de la inspiración.

Lo verdaderamente importante es conseguir que esa actitud viva en las personas, despertar esa sensibilidad dormida,  porque cuando algo tiene el potencial suficiente para poder ser perfectamente el motor de un nuevo modo de mirar, y de vivir, se convierte en una buena opción.

A veces socialmente eso es facilmente identificable con hobbies o actividades lúdicas donde la persona está más conectada con aquello afín a ella, y que a veces esa afinidad/ sensibilidad queda relegada a una actividad secundaria o parcial de su tiempo, cuando en realidad debería ser la principal y prioritaria, y en ella desarrollar todo su potencial.

La intención es acortar esa distancia entre lo que te gusta, lo que sabes hacer y en lo dedicas tu tiempo y este es nuestro nuevo sello.