Me he dado cuenta de muchas cosas desde que inicié mi actividad como Coach creativo y me gustaría compartirlo contigo, por ello se me ocurre reflexionar sobre creatividad personal.

1. En primer lugar me he percatado que desde que inicié este proyecto, mi intención no era decir y hablar sobre lo que es creatividad, “la vida me libre”, sino de como gestionarla. Y cuando oigo discursos sobre ella, sobre como obtener y conseguir la creatividad no importa el método, como poco me sorprende. Cuando oigo las típicas frases sobre la inspiración  o oigo nombrar obras por ejemplo de autores como Picasso o Ferran Adriá, no entiendo muy bien el propósito bajo mi punto de vista es más potente ir a la fuente del tema.

Creatividad para mi es parte de la esencia de una persona.

Q-asterisco… pertenece a su  modo de mirar, de sentir y a su capacidad de comunicarse, no tiene edad, no es productiva esencialmente , aunque puede muy bien serlo. Simplemente es, nos pertenece como especie humana y al mismo tiempo nos distingue de muchas otras especies que viven en este planeta. Posiblemente puede haber una analogía con el lenguaje,  este se puede practicar, mejorar o modificar pero eso no cambia el motor  que lo produce, es decir la persona que atesora ese lenguaje o esa creatividad, y desde esta perspectiva ambos términos son únicos y nos pertenecen e identifican a cada uno de nosotros.

La creatividad nos hace humanos, porque nos ayuda a construir realidades más allá de nuestro entorno natural, nos permite expresarnos y sobretodo comunicarnos.

Por otra parte siento, por eso me dedico a esto, que es posible ser un apoyo a la creatividad, intentar ir un paso más hacia el interior, hacia la persona, y ayudarle a ver que siente, que ve, y como quiere expresarlo. Descubrir cual es el modo en que esa persona mejor se expresa y tratar el contenido de lo que quiere decir y como, es el plan. Así logramos concretar su creatividad, y eso no tiene necesariamente que ser una acción artística,  puede simplemente querer ser un proyecto donde ver realizada esa idea que tiene, por eso busco la mejor estrategia para hacerlo.

¿Y porque yo?, porque lo he hecho infinidad de veces, por mi experiencia y porque me gusta. Forma parte de mi naturaleza, escuchar, observar, ayudar e inventar. Cuanto antes descubres tu capacidad más rendimiento le sacas, y yo lo he hecho desde el principio, alguien me decía de niña.

¡Siempre estas inventado Marta! es mi frase familiar.

Ahora como madre lo descubro en mi hijo, y entiendo que  potenciar o anular la magnifica fuente de creatividad que es un niño depende del adulto y también del entorno, en cualquier caso creo que siempre hay tiempo de recuperar lo y siento también que uno la descubre en el momento adecuado por alguna razón menos razonable.

Nuestra infancia, la formación y el entorno de ese periodo influye en nuestras capacidades creativas.

2. Lo segundo que  no deseaba hacer al emprender mi proyecto es acabar diciéndole a las personas lo que tienen que hacer, y no me refiero a planificar, es decir el plan está bien en mi caso lo creamos juntos a través del mapa que he diseñado para orientarse. Sí, hasta aquí mi aportación es clara y a veces ni siquiera titubeo, ni es sutil, como se dice en catalán ” vaig per feina” – o me pongo a ello,  saco el plano, y sencillamente planifico, porque esencialmente lo que yo hago es organizar, transformar y ayudar a lo que ya existe, de algún modo yo propongo posibilidades que se pueden hacer o no pero:

es la  persona la que decide.

En esencia eso parecería obvio, pero muchas veces leo, escucho y sobretodo me encuentro con personas que les gustan que les digan lo que tienen que hacer, de este modo creo que piensan que la solución viene de fuera. Pero se positivamente que así no funciona la creatividad, es como el músculo en un gimnasio, si el ejercicio lo hace el entrenador cuando te vas del gimnasio el ejercicio no ha significado nada para tu musculatura.

Pues tu creatividad es lo mismo, cuando la buscas, la escuchas y la practicas se queda contigo para siempre, a veces se transforma pero te pertenece , y esa si es la intención.

¿A tí te pertenece tu creatividad?