reflejos_realidades

Esta es una interesante realidad en el mundo de los emprendedores y de los creadores de ideas.

 

El otro día, bueno en realidad hace ya unos días, porque ya escribí acerca de esta conferencia, escuchar en directo, gracias a Design Week Barcelona la anécdota del prestigioso y famoso diseñador RON ARAD a cerca de que ocurrió cuando le presentó a SAMSUNG su proyecto incipiente de lo que más tarde hemos conocido como TABLET mucho antes de que esta existiera, ocurrió sencillamente que le dijeron que NO.

La presentación del video del proyecto fue realmente muy interesante porque parecía tener un look antiguo, como el de un anuncio de un electrodoméstico de los 60, cuando en realidad no estábamos hablando de un tiempo muy lejano.

Pero está no es una anécdota cualquiera, sino un ejemplo claro de un manifiesto general al que se enfrentan muy a menudo los creativos y los emprendedores. Todos sin mucha excepción hemos oído algún día un NO cuando hemos puesto en tela de juicio nuestro proyecto, la opinión de los demas  siempre es una opción para la auto-evaluación.

Pero no todas las personas deberían de forma indiscriminada prejuiciar un proyecto nuevo sin una base sólida para ese criterio, o si pueden hacerlo, pero entonces uno debería saber filtrar de donde viene el mensaje y valorar la fuente y sobretodo pretegerse de esas opiniones convenientemente sino suman.

Para tener visión de las cosas tu mente ha de estar abierta y no cerrada.

El acto en si mismo de crear, implica innovar y si innovas vas normalmente un paso por delante y la sociedad como grupo normalmente va a otro ritmo un pasito atrás.  Las empresas andan enredadas en seguir ese ritmo, o al menos en no perderlo. Las que apuestan por la innovación, crear, pensar y sobretodo escuchar a creativos desconocidos son realmente pocas, aunque la esperanza es que cada vez exista más intencionalidad hacia las ideas.

Mi consejo para los que reconocen esta situación es que la acepten y que  no se preocupen mucho en analizarla,  convierte un No en una oportunidad, observa, valora y actua, o simplemente utilízalos para buscar salidas que te inspiren alternativas, SI TU CREES EN TU PROYECTO, ese es el valor que más necesitas para seguir adelante.

La perseverancia siempre me ha gustado, este es un tema muy personal, y puede que no tenga muy buena fama entre el colectivo de exitosos que la vida les ofrece con cierta facilidad las cosas, esta bien, ese colectivo es magnifico, pero mantenerse firme en lo que uno cree es bajo mi punto de vista una muy buena OPCIÓN, sobre todo para los innovadores.

Si la pregunta que viene a continuación es, si vas a tener  éxito con esa idea que tienes, la respuesta es SI,

¿Qué te lo impide?

Pregúntate si tú CREES en tu proyecto y allí esta la respuesta.

La sinceridad contigo mismo es una gran aliada, practicable en todos los aspectos de tu vida, porque conocerte te ayudará y facilitará el camino.

La emoción, la ilusión, el miedo o la incertidumbre de un entorno externo cambiante,  hace que muchas personas emprendan caminos profesionales cargados de dudas, pero con mucho ímpetu, y de alguna manera se convierten en huidas hacia delante.

También en esos casos la sinceridad con uno mismo es la base principal, yo siempre he pensado que todo es posible si tiene que ver contigo o con una parte de tí.