De todas las áreas que aborda mi metodología de gestión, el área específica que hace referencia a los recursos humanos se sobreentiende. Pero cada día entiendo que es mejor tomar de forma explícita ciertos temas que suponen una gran influencia para los proyectos que emprendemos, en vez de suponer nada. Se considera que los departamentos de RR.HH. son propios de las grandes corporaciones, pero a veces en un proyecto con voluntad de emprender uno acaba haciendo de todo, y tener claro este aspecto como un área profesionalizable más, facilita mucho las cosas.

El departamento de RR. HH. para emprendedores supondría focalizar ese aspecto de todas las actividades que suponen un proyecto, es decir en un proyecto X presupuestado como servicio o producto, esta compuesto por una serie de acciones o trabajos determinados, de ellos valorar los que se añaden en forma de buena voluntad, Concept Hospitality, o cualquier acción de engaged que pueda ser incorporada a aquello que ofrecemos y por lo que nos pagan.

Y si además eres alguien de naturaleza amable y disponible, mucho más.

Me encanta el concepto Hospitality propio de la industria del turismo, porque es como un regalo, un detalle personal de cuidado hacia el cliente, y eso siempre está bien , nos gusta a todos, y seguro que ofrece un valor añadido a aquello que hacemos, y tiene un límite.

Valorar el coste de las relaciones publicas, atención al cliente …  para un emprendedor a veces se trata de temas muy vinculados a la propia dinámica del proyecto, así que se han de tener en cuenta económicamente también.

Por ello, aunque un proyecto emprendedor sea de una o más personas, tener en cuenta este tema de forma individualizada, y no agrupada y asumida, desde el inicio es más que un detalle, es garantizarse muy bien los recursos que uno dispone, por ello lo he titulado Recursos Humanos.

Una subcontractación o un outsourcing, puede dejar en tierra de nadie, un paquete, es decir, que recoger muestras, las primeras, o las segunda, viajes imprevistos y demás extras puedan estar claramente fuera de un proyecto presupuestado. Nada que añadir cuando el valor es el tiempo, y las rectificaciones, decisiones, modificaciones se complican.

Nada que añadir tampoco, cuando esto implica a terceros, es decir que el trabajo se realiza y coordina con más de dos entidades empresariales.

El Departamento de Recursos humanos  puede ser uno mismo con el traje, el perfil o la responsabilidad de atender a las personas vinculadas al proyecto, y focalizarse en ese tema, debe hacer una análisis previo de quien actúa en ese proyecto y conseguir la máxima  información válida para la buena gestión del proyecto en todas las otras áreas.

En mi metodología si hay una definición clara de los perfiles en relación a la producción, diseño, comunicación, ventas…de ese proyecto en concreto pero que efectivamente cuando el proyecto es de otro, es necesario entender el escenario. Siempre digo lo mismo, pon un papel vegetal encima del mapa del proyecto que se dedique a exponer, entender y dejar claro los roles de cada persona identificada en un proyecto, y haz una buena foto de ello.

Como he dicho anteriormente en este blog en muchas ocasiones, la gestión del tiempo es una de las bases del éxito de lo que hacemos.

Gestiónalo a tu favor, y si no lo ves claro, es decir supone un tipo de atención que no va a ser fácil, di tranquilamente muchas gracias pero no. No pasa nada si una vez has valorado todo lo que implica en detalles, logística, extras, modificaciones y otros imprevistos en aspectos humanos el proyecto y al final no te sle a cuenta, que no lo aceptes o que vuelvas a darle el valor que merece, sino lo aceptan para mi que eseo es una buena señal a no obviar, y te dedicas a otra cosa.

Las redes personales que se generan en los proyectos outsourcing son temas muy importantes a tener en cuenta.

Un consejo, no asumir cosas que no debas.