20140819_museu_ter (1)

Imagen del control de trabajadores en una antigua fábrica textil en Manlleu.

 

  … las pinzas de la ropa que hay en el mercado hoy, aun se rompen.

 

Hace unos días leí el título de un artículo en la prensa escrita que iba básicamente sobre economía e innovación , temas que me interesan desde la perspectiva de la creación y la producción, más que desde la perspectiva financiera, pero es evidente que todo está relacionado.

En un principio me gustó la línea de explicación, pero hacía el final empecé a no entender muy bien de lo que estaba hablando el entrevistado.

Me refiero a la entrevista al prestigioso economista Elhanan Helpman, premio Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA.

“La Clave de la prosperidad es facilitar el cambio”

Bien genial, hasta aquí y ese fue el motivo por el que leí el artículo me pareció una gran afirmación y de gran interés.

Pero después de mucho pensar y de leer de nuevo el artículo, dí con otra frase que resonaba extraña en mi modo de entender las cosas, y en un momento “indeterminado” , (de ahí la entradilla del artículo), cuando estaba colgando la ropa, y de pronto salta por el aire ese sencillo mecanismo metálico que compone este producto de tan solo 3 piezas surgió mi reflexión a la siguiente frase:

“…las necesidades humanas van aumentando con los inventos que nunca acaban de colmar las.”, (..) ” La tecnología va mejorando el modo en que satisfacemos la necesidad”

A mi modo de ver hay infinidad de cosas en el mercado, en las tiendas, almacenes, y en nuestras casas que no sólo no sirven para nada, sino que pudiendo servir para algo se fabrican mal, sin diseño, sin innovación, me pregunto que necesidad cubren este tipo de productos y sobre todo reflexiono sobre que más vamos a inventar para colmar nuestras  ” supuestas ” necesidades.

Muchas veces en nuestra sociedad ya sabemos que el verdadero  ritmo no es precisamente necesidad – solución, sino más bien tecnología – invento – economía y entonces viene la necesidad.

¿ Cuantas empresas se crean  por innovación, tecnología o para cubrir una necesidad real de nuestra sociedad en el mundo empresarial?

¿ Cuantas responden a una estudio del impacto de la solución de esas supuestas necesidades?

¿ Quien regula éticamente y con valores sociales la libre competencia?

¿ Cuanta legislación a la oferta hay del sector empresarial privado del impacto de una producción basada en productos más económicos?

Sinceramente no creo que innovación, tecnología y producción hoy en día estén realmente al servicio de cubrir las necesidades que tenemos, sino que más bien responden a  otro tipo de intereses, es algo donde cada uno de nosotros compartimos responsabilidad en el mercado como consumidores.

Siempre hay grandes excepciones, pero por regla general no es el buen diseño, ni la mejora del producto lo que premia y al final lidera la bandera de muchas empresas, por supuesto muchas veces por que no pueden pero otras porque no quieren. Cada día se dedican millones de horas laborales en infinidad de ámbitos profesionales con la finalidad de acaparar mercado, conseguir consumidores, crear ideas para captar su atención y para decirles lo que ello parecen que no saben que necesitan.

Afirmar también como dice el entrevistado que la competencia china anima a la innovación española, es sólo tener en cuenta una parte de la historia, cuando por ejemplo no hace mucho  la competencia española animaba la innovación de otros países como Alemania, o Italia… si miramos un poco con perspectiva histórica no se yo si ese es el camino correcto y sobretodo me pregunta a donde nos ha llevado.

Así que pienso que si seguimos el ritmo de lo que inventamos posiblemente nos tengamos que inventar de nuevo a nosotros mismos al coste de los recursos ambientales entre otras cosas.

Respeto su opinión y la agradezco porque esencialmente me ha hecho pensar y reflexionar sobre los temas que a cada uno de nosotros nos ocupan, no hay intención de polemizar sino de aportar y mejorar nuestro entorno desde el punto que nos encontremos.