Sincronia para la transformación personal o el porque de las cosas

Este es algunos de los temas que no se explican en las escuelas de negocios, pero que forman parte de nuestra inteligencia emocional más preciada y necesaria para la vida y para la vida profesional que tenemos.

A veces una persona encuentra en el presente la razón y el motivo por el que en el pasado hizo las cosas sin aparentemente entonces saber porque lo hacía.

Y a mi me encanta vivir ese momento, es como si mi intuición me guiñara un ojo.

Aunque aun no he podido entender como funciona realmente, si se que estaba presente entonces, por ello tomé una u otra decisión, o si más bien lo estoy en el momento en que me es revelado el acierto de lo que hice. En cualquier caso me gusta sentirlo, y son de los momentos de claridad espiritual y esencial que más me llenan.

comillasLa voz sincronía proviene de la etimología griega syn, “con, juntamente, a la vez”, y de la mitología griega, Chronos o Khronos ” tiempo”. Se entiende como un término que se refiere a coincidencia en el tiempo o simultaneidad de hechos o fenómenos.

Yo personalmente intento convivir con mi intuición y digo convivo que no vivo, porque a veces se que está allí pero no acierto a escuchar claramente su mensaje, pero tengo la confianza de que de forma reiterada se mostrará hasta que lo entienda, posiblemente  eso son los errores de los que tantos hablamos y de los que decimos que sin ellos no aprendemos. Aunque para ser sincera conmigo misma, también creo que en realidad ya lo sabíamos, y lo que realmente ocurre es que nos separamos y desconectamos de nuestro verdadero yo, para ir en pos de nuestro EGO, lo que nos aleja de nuestro verdadero camino, pero este tema lo dejo para otro debate.

Se que esta mirada puede parecer muy mística, y se también que algunos piensan que igual no es temática para un BLOG de emprendedores pero bajo mi punto de vista se equivocan. La espiritualidad sinónimo de sensibilidad es un componente esencial de nuestra persona y por lo tanto un punto básico de nuestras relaciones también y especialmente las  profesionales.

¿ Cuanto tiempo le dedicas tu al trabajo?

Cuanta mayor conexión con nuestros sentimientos y emociones tengamos, más conocimiento sobre nosotros mismos y nuestras capacidades tenemos.

Ayer viví una experiencia parecida que habla de sincronía, de aprender, de entender y de dejar espacio a los acontecimientos para conocerse a si mismo.  Pero sobretodo habla de cambiar la visión prejuiciosa con la que miramos a veces las cosas que esperamos de aquello que estamos haciendo, y de que gracias a esa nueva visión sin prejuicios , todo se puede convertir en una Oportunidad. Lo que nos ocurre y vivimos se puede valorar de formas muy  diferentes, si nos empeñamos en tasarlo en relación a lo que esperamos igual perdemos la oportunidad.

Estoy convenciada de que deberíamos reconsiderar caminando el verdadero valor del éxito en relación a nuestra expectativas.

Ayer presenté mi libro, un proyecto largo, intenso, que a veces he de reconocer pierde la ilusión que lo originó porque la desplaza el esfuerzo de llevarlo a cabo y olvido lo esencial de porque hago las cosas. Pues bien una imagen me devolvió al punto maravilloso donde empezó todo, una sola imagen fue suficientemente valiosa porque captó toda mi atención presente en ese momento y me ogfreció respuestas.

La imagen de aquellas líneas en aquel bonito azul subrayadas por aquella chica en mi libro, que enmarcaban la anécdota de mi clase de pintura , una anécdota que dude escribir,  porque cuando la escribí la questioné, porque dudaba  de que pudieran transmitir  lo que significaba para mi. Pero lo hice, me salté mi duda y allí estaba el resultado o mejor el efecto, había llegado justo donde yo deseaba, a la vida de otra persona que había conectado con mi forma de pensar.