Una conversación ajena en el café de esta mañana, me ha hecho pensar a cerca de la naturaleza de un emprendedor con más de 45 años. No me gustan los estereotipos sino son útiles, pero creo que la definición de ese perfil con la edad es muy descriptiva, así que lo utilizaré. ¡Me encanta ser flexible!

Un emprendedor de 45 años que lleva a cabo hoy en día su proyecto, es decir empieza o está arrancando, es como mínimo valiente, aventurero y positivo,  es así aunque ni lo piense, porque sino no lo haría.

slider-45emprendedor

En esa conversación a la que he hecho referencia al inicio se hablaba de jubilación, de aguantar unos años en una empresa … Sin entrar en más matices e interpretaciones diré que nada de lo que hablaban en esa charla a viva voz, tenía o  tiene que ver con un emprendedor. Una de las personas que hablaba más bien poco era además un autónomo, y  entonces he tenido la posibilidad de reflexionar a cerca de varias cosas.

Una es externa, indirecta y a veces hasta ajena a las acciones de una persona; y es la evidencia de la poca conexión que existe entre política y realidad social. Esta claro, sin mirar mucho que el colectivo de autónomos aumenta, más que el trabajo en época turistica, 😉 , y que  los cambios tan necesarios en relación a esa figura no llegan. Lo que me lleva a pensar, es que con poco que se modificara y potenciara positivamente la actual situación de este colectivo, se beneficiaría seguro toda la economía en general.

La segunda, y prefiero concentrarme en lo que podemos cambiar es: la actitud de un emprendedor que desarrolla su proyecto cuando uno tiene cierta o mucha experiencia en ese mismo sector o en otro, por decirlo de otro modo.Cuando uno toma esa decisión profesional, es como mínimo desde el corazón, allí está su trabajo, y muchas veces ya ni siquiera se llama así, porque entonces ya se trata de vocación o de ocupación.

Todo lo demás, es decir no tenia otra opción… etc , es otra cosa.

Una cosa que he aprendido y que me ha ayudado mucho acerca de tener una buena disposición para emprender lo que tengas en mano es:

OLVIDAR el pasado, y dejar de focalizar una conversación nueva en lo que hice, y lo que llegue a hacer.  Perder la necesidad de venderse o de ir con el curriculum en la mano para demostrar nada, y dejar paso a que se de la oportunidad para mostrar lo que eres capaz de hacer. De este modo aprovechas realmente tu energía en mostrar tu fantástica valía hoy y no ayer.
asterisco_miniUn dato interesante, donde no puedas mostrarte es que la oportunidad no está allí . No pierdas tu preciado tiempo.

– Otra cosa muy importante es dejar el EGO, si aun te queda en casa ;).  No lo necesitas, se tu mismo, has llegado hasta aquí, ¿Te parece poco? Crear relaciones nuevas desde tu esencia te evitará problemas, enredarte en “el juego montón” como dicen los asiáticos te traerá un montón de problemas  y personas que no te aportaran lo que realmente ofrece la vida cuando estas conectado contigo mismo.

– Y la última, y por ello no menos importante, es que NO TENGAS PRISA. Si eres seguramente una mujer o un hombre orquesta, es decir que en tu proyecto haces de todo y cubres un montón de departamentos tu solo, reconoce ese esfuerzo como un mérito y un valor, y   mitígalo con el tiempo. Es decir, confía en que todo llega, porque si estas en tu camino, si has escogido lo que realmente quieres LLEGA, te lo aseguro, sino es otra cosa.

¡Ah, se me olvidaba diviértete!