comillasEl manejo del tiempo es una poderosa herramienta profesional.

Muchas veces nos encontramos con anclas que arrastran el pasado al tiempo presente.

Y para acometer nuevos objetivos, nuevos retos empresariales es importante hacerlo ligero de equipaje en relación al concepto del tiempo individual o personal.

El pasado existió es evidente y conviene asumirlo positivamente en forma de experiencia, nos ofreció visiones para retomar o descartar pero acaban siendo matices que nos permiten actuar  hoy con mayor seguridad por el camino que estamos recorriendo hoy y  no deberían en ningún caso convertirse en obstáculos para el crecimiento personal o profesional.

Cuando ya no solo se trata del tiempo propio, sino del tiempo compartido en un proyecto empresarial, el respecto por el tiempo ajeno es la mayor de las virtudes, reconocer que todos tenemos nuestro propio reloj, y que compartimos el mismo calendario cuando se trata de un proyecto con objetivos comunes ayuda a progresar en la misma dirección sumando fuerzas.

Una metáfora deportiva nos sirve de gran ayuda, la natación sicronizada, el fubol, el baloncesto… en todas estas actividades de equipo hay una sincronía total de los componentes del grupo porque en cada uno de ellos hay un tiempo para la victoria, no son carreras individuales que también existen, pero que no tienen razón de ser cuando se trata de un equipo empresarial.

Para los emprendedores el control del tiempo es más individual pero también está enclavado en un entorno, y cuanto más ritmo compartido con colaboradores o incluso con el mercado se consiga gestionar, muchas más ventajas tendrá el proyecto a su favor.

El tiempo es uno de los factores a considera más importante en un proyecto de innovación y creatividad.