En un entorno increíble lleno de história como es el Palau de la Generalitat el pasado jueves durante la jornada de las mujeres TIC ( Dones TIC)  se habla de un grupo minoritario, de la desigualdad y del papel de las mujeres en el sector de la tecnología, informática y la Comunicación,  pero sobretodo se hace incapié y se remarca la no-normalidad que no adquiere el colectivo al que también yo represento.

Todo suma, pero me quedo con algunas cosas como la frase del conseller Jordi Puigneró cuando afirma que la normalidad sería dejar de dar este premio, porque eso significaría la restauración del equilibrio social que necesitamos, aunque en realidad siento que  nunca lo hayamos alcanzado.

De toda la interesante exposición que pude disfrutar hay algunos datos  sobre los que necesito reflexionar. Por una parte la mantenida y arcaica segmentación del conocimiento que evita que prolifere la necesaria  multidisciplinariedad de los proyectos actuales sin tantas barreras en las competencias y más cooperación en el saber, y por otra que está pasando con el consumo.

En relación a la primera admiré la respuesta que dió Caroline Ragot, ganadora del premio Divulgadora Dona TIC 2015, cuando en esa dirección equilibra la importancia de todas las disciplinas, y la imperiosa necesidad de que se cohesionen cualquier actividad, competencia, responsabilidad o particularidad que aporte alguna parte de un proyecto y dejar de focalizarse en una sola.

Para mi esa es una de las faltas de nuestro sistema de formación y estudio, y evidentemente de nuestro panorama profesional, seguimos dividiendo, algo con lo que encuentro como un muro en el desarrollo de los proyectos.

Es decir, ” yo hago y soy experto en una parte  y me quedo en esa especialidad”, cuando en realidad la movilidad del conocimiento compartido,  la flexibilidad de los roles profesionales, en la práctica y bajo mi punto de vista hace mucho más creativos los proyectos, las personas desarrollan en sus actividades cualidades que a veces ni siquiera saben que tienen porque su elección o su recorrido profesional no les ha dejado ponerlo en práctica, potenciar entornos donde todo el talento aflore sin pre-definirlo es una ventaja creativa incalculable.

  • Que es la comunicación sin contenido?
  • Que hay de los datos que trasmite y recopila la informática?
  • o para que sirve la tecnologia?

Hoy no es posible desarrollar nada que no suponga el conocimiento de múltiples facetas o temas relacionados, es justamente eso lo que pruebo de mostrar con mi método en las fases no solo educacionales sino también con emprendedores y empresas.

Mira cualquier demanda laboral y verás que está ocurriendo.

Y la otra es acerca del consumo, comentó Anna Mercadé, directora de l’Observatori Dona, Empresa i Economia, en su ponencia “Elles neixen investigadores, la societat les modela” | ” Ellas nacen investigadoras, la sociedad las modela” , una ponencia donde habla de estereotipos, de prejuicios que transforman, y en un apartado remarca el panorama y la identidad de los productos de consumo para niños y niñas.

Yo se, porque soy diseñadora industrial es decir me he ocupado durante años de la parte estética y funcional de diferentes productos de consumo que el consumidor elige, no crea, es decir que si se mantienen el temido rosa para las niñas, y el azul cielo para los niños es porque alguien lo fabrica así, y no creo, vamos se, que nadie le haya preguntado al público su opinión. Esa tendencia o estilos en el consumo  proceden de una sinergia productiva que no está por el cambio, porque los procesos industriales son reacios y lentos al cambio. Es decir que si se compran ciertas cosas es porque no hay otras, y aunque es evidente que se pueda elegir, esa capacidad de elección está muy limitada por el consumidor, y muy controlada por quien fabrica.

Es decir, que nadie crea que se fabrica lo que supuestamente quiere el consumidor, se fabrica lo que se ha fabricado hasta ahora, lo que modificado ligeramente hace la competencia y lo que conviene en general con objetivos comerciales y económicos. Sin ninguna o con poca reflexión por los valores, ni las tendencias que infrinjen y suponen para la sociedad, por ello a veces siento ciertos discursos como perspectivas alejadas de la realidad de otros ectores siempre relacionados.

En cuanto a la conciliación Profesión / Familia, en mi último libro EMPRENDIENDO EN FEMENINO está la reflexión sobre una realidad en primera persona de una vivencia de crecimiento personal  realmente dura, algo  que las mujeres no solemos admitir por querer asumir tal vez demasiadas cosas inconciliables algunas.

Por lo demas, un evento excelente y motivador.  Gracias a todas y todos.