Formación / Coaching

 La intuición y el mundo de los negocios.

La intuición es una poderosa herramienta de conocimiento propio y del medio. No hay ninguna asignatura en una escuela de negocios que hable de esa conexión con nuestras habilidades más propias que nos muestra muchas veces la llave de alguna decisión o camino a emprender.
Y la experiencia , la propia, me dice que si pudiera auditar todas las veces que he tomado un camino en contra de lo que mi intuición me decía y su resultado pudiera evaluarse a modo de estadística, lo que obtengo es una rotunda conclusión:

asterisco_mini Si hago caso a mi intuición, no me equivoco nunca.

Normalmente hay un componente que constantemente interfiere en esa seguridad de que algo va o no, y es el miedo. El miedo muchas veces lo controlamos con decisiones, con determinación de que podemos hacer algo, y resolvemos hacerlo. Otras veces es nuestro orgullo que parece retarse en cada esquina para demostrar ves a saber que.

De nuevo la experiencia de haber corrido muchas carreras es una métrica excelente para saber que para demostrar algo a los demás no hace falta emprender un proyecto que muchas veces carece de sentido propio, y mucho más profundo aun es cuestionarnos porque aún hemos o sentimos que hemos de hacer las cosas por otros.

Cuantas veces siento eso de un emprendedor, y cuantas veces siento eso de mi misma, aunque la verdad sea dicha eso es algo que tenemos que reconocer nosotros mismos. Los objetivos más profundos de porque hacemos las cosas deberían estar conectados con nosotros mismos, con aquello que amamos hacer

asterisco_mini Amor y negocios

El poder personal radica en la persona esta frase es evidente y solo cuando la persona se sabe en si misma poderosa y capaz es un foco increíble de creatividad y de posibilidades. Incluso aunque el entorno y la sociedad se empeñe en lo contrario, porque controlar miedos es más fácil y rentable que intentar cazar palomas que vuelan libres por el cielo.