Resolver los diferentes conflictos que puedan ocasionarse en el recorrido de un proceso profesional o en cualquier otro contexto es una oportunidad para  todas las personas que componen ese proceso si se enfoca correctamente.

La resolución de conflictos  es un valor en potencia si se encara desde el amor y el respeto.

comillasLas diferencias de opiniones si salen a la luz pueden iluminar a los demás, si se ocultan van creando un rio contaminante de contrastres, rencillas e inseguridad que afectan todo tipo de relaciones humanas y evidentemente a la salud del tema o proyecto en concreto donde se ocultan.

Explicar lo que uno piensa desde el corazón y no desde la razón y el poder de la verdad permite a tu idea u opinión ocupar un lugar flexible al lado de las ideas del otro, y así se teje un abanico inmenso y rico de posibilidades que puede ofrecer la solución adecuada y consuensada de un determinado problema.

Creer que en ese trasbase de opiniones uno puede aprender cosas que no sabe, y escuchar con el corazón abierto y con la actitud adecuada , no solo enriquece personalmente sino que las aportaciones dejan de chocar para sumarse.

Eso no significa estar de acuerdo con todo y con todos, sino intentar que todos se pongan de acuerdo, porque si nos enfretamos a un proyecto / trabajo / situación desde un colectivo, esa es la primera premisa a conquistar …

…que a la solución que lleguemos todos, lleguemos juntos.

Ayuda también que las decisiones nadie sienta que se escriben a fuego, es decir que hay siempre camino de retorno, de ese modo equivocarse juntos nos permite mayor maniaobra que buscar culpables para justificar errores.

Porque a fin de cuentas que es un error sino aprendizaje. Cuando consideramos una posibilidad viable y aceptamos que sino es así podemos rectificar , ahorramos mucha energia y ampliamos nuestra visión de campo, todo un valor para cualquier proyecto que se precie.

Ayer fuera de un contexto profesional pude disfrutar de la gestión y la resolución de un problema desde una actitud madura, flexible pero fuerte que supuso que un colectivo sacara lo mejor de si para poder resolver un tema que en realidad no era un problema sino un concepto enriquecedor que un grupo de padres quieren para sus hijos.

Mientras se dió la reunión metal y energeticamente decidí ver ( imaginar = crear imágenes) todo el amor de ese grupo de padres hacia sus hijos , con sus consiguientes diferentes modos de pensar, pero con un objetivo común llegar a una solución que en realidad todos o casi todos compartiamos en esencia el modo y los valores del proyecto.

Todo un ejemplo de comportamiento social compartido del que me siento enormemente feliz de formar parte y en el que aun con las complicaciones personales que supone este tipo de elección de educación para mi, lo más importante es que todos incluso los padres aprendemos cada dia.