Juego de proveedores y clientes, de suministrador y suministrado… Roles del mundo de los negocios que hay que conocer.

comillasTodos somos alguna vez usuarios y provedores, son roles y perfiles que convendría entendiéramos de forma no jerárquica sino transaccional y sobretodo de un modo bidireccional  para lograr así renovar y actualizar el mundo de los negocios y respirar aires nuevos.

Las técnicas de negociación con clientes pueden ser muy diversas,  pero todas entienden algo obvio:  que se da o sucede entre personas. Para ser efectivas requieren no solo destreza profesional sino un gran componente de humanidad y de conexión con uno mismo y con los demás.

Entender y dinamizar estos roles que durante mucho tiempo han estado cargados de creencias limitantes en ambos lados , nos permite hacer las cosas de otra forma, enfocarnos hacia una dimensión más humana y estar más próximos a las personas y en consecuencia más cerca de entender que  necesitan. Este es el modo en el que creo que las transacciones comerciales puedan tener nuevos objetivos más sostenibles para todos.

Hace mucho que no estoy en una sala de espera, “esperando ofrecer” aunque es un papel que en algún momento descarté, hoy estoy relajada porque entiendo y practico un nuevo enfoque, eso le quita tensión e incluso trascedencia a lo que haces para pasar a ser una sencilla actividad más que te permite observar y sobretodo aprender, porque además entre otras cosas uno ya no va creyendo que lo sabe todo.

El lugar es un hermoso y enorme hall muy bien decorado. Allí en un cómodo y nuevo sofá veo pasar durante la espera multitud de roles distintos que corroboran la idea que expongo: el repartidor, el ejecutivo, la secretaria, el creativo… algunos de los roles son muy marcados y evidentes pero para mi sencillamente son personas, y las imagino comiendo un domingo entre amigos y familia.

También recuerdo cuando un hall de una empresa no merecía tanta atención y no necesitaba de los detalles y de la importancia que ahora requiere la imágen de algunas marcas, y eso también me alegra porque realmente las cosas han cambiado, ese también es un dato que reconozco hace que todo ese mundo se aproxime de algún modo a las personas más que a las entidades, por su manera de mostrarse con su arquitectura, con su sala de esperas puedes hacerte una idea de como van las cosas, aunque a veces como todo puede que solo sea una fachada.

Ser uno mismo independientemente del rol que desempeñe es un alivio y mejora no solo las relaciones sino aquello que haces, seguramente he de reconocer que han tenido que pasar muchas cosas para que pueda volver y sentir lo que digo,y seguramente las personas más humildes que he visto en ese hall sienten lo mismo que yo, se que no en todos los casos ocurre igual, pero esa es otra historia.

Ofrecer es bonito, obedecer es una opción muy diferente que ningun papel te puede obligar a ello, solo es una opción que uno puede o no tomar. En realidad nadie tiene el mando de nada , es solo una cuestión de transacción que enCAJA o no, y si lo miras desde este prisma de equidad todo trasciende incluso el trabajo para convertirse en algo o una actividad entre iguales, es como siempre el modo en que uno hace y siente las cosas.