Un emprendedor gestionando mal su proyecto es…

…como un hámster en una ratonera.

Un emprendedor suele tener muchas cualidades, de ahí su espíritu.

Son personalidades complejas y completas , pero para que funcionen necesitan organización, equipo, gestión y método.

Son personas inquietas, apasionadas, que miran hacia muchos lados al mismo tiempo, y que se avanzan, van rápido mirando más allá del horizonte.

¿Pero que necesitan los proyectos de negocios hoy en día para ser viables?En realidad necesitan un proyecto hoy en día tiene su complejidad , nada que no se pueda asumir desde la voluntad y la gestión, esencialmente siempre digo que precisa identificar las necesidades para que aparezcan las soluciones.

Un método  ayuda en la gestión de un proceso, pero es muy importante también  reconocer en cada perfil implicado en el proyecto,  la predisposición, la dispersión, la actitud, la flexibilidad… todo el entramado de valores personales que se vinculan o se han vinculado de alguna manera en ese proyecto en concreto .

El tema personal es prioritario, básico y recurrente  en los emprendedores. Concretamente la dispersión debe ser sacada de la ecuación porque lleva irremediablemente a la desorganización, y a una mala gestión fundamentalmente de una cosa, EL TIEMPO.

1- El tiempo del Mercado

2- El tiempo del Emprendedor

3- Y el tiempo del consultor, coaching o como le queramos llamar.

En cuanto a la predisposición a  me gustaría dejarlo tan abierto como parece, y resumirlo en una actitud positiva y receptiva a lo que venga.* Ayer en un zapping televisivo, oí algo que me sorprendió de forma inmediata y que me dio que pensar.

En una actitud poco receptiva y  bastante prepotente alguien incita a otra persona ( un Coach) que le hiciera Coaching, así sin más.

-¡ Hazme Coaching!

Después de mucho tiempo, un libro y horas de mi tiempo dedicado a proyectos de emprendedores, hay una cosa muy fácil que he entendido y tengo muy clara.

1- SI uno no está receptivo, sino uno no quiere cambiar … NO HAY CAMBIO.

2– SI uno no cree en algo… ese ALGO evidentemente no sucede.

3- La actitud de un receptor… ES exactamente igual a la lectura que este hace del mensaje, y es independiente tanto del emisor como del mensaje en si mismo.

Ocurre que un Coach puede  intuir las habilidades de otra persona en concreto para un proyecto y  ver las posibilidades del proyecto en el mercado, conocer el timing, puede contribuir a optimizar sus capacidades e identificar las faltas que puede necesitar  para conseguir su objetivo, PERO…

… si uno en realidad no quiere…. sinceramente nada de eso funciona, y al final es tiempo perdido.

Un proyecto profesional o comercial que trasciende de su marco y de sus posibilidades para adentrarse en las inquietudes o problemas personales del emprendedor, si, ese es el caso estamos hablando ya de otra cosa.

Lo mismo ocurre con una actitud en una estructura empresarial, si es ejercicio de mejora cambio o innovación pasa por cuestionarse personalmente cierto tipo de preguntas existenciales, estamos hablando de otra cosa.

Dicho de otra forma, en la misma actitud de emprender está la base sobre la que se sustenta el proyecto.

Para eso hago un análisis rápido, cojo mi MAPA y hago un balance básico,  creo un mapa de la situación que me permite tener una perspectiva de lo que es o de lo que tiene en la cabeza la persona que quiere hacer el proyecto, y la escucho y la observo.

Eso me sirve para entender su actitud, veo su reacción, que hace al respecto, si colabora, si discrepa, si acepta si esta disponible …  para los que entiendo que esa actitud no es la que les puede ayudar, puedo recomendarles que se compren mi libro.

Hay muchos proyectos con posibilidades, porque normalmente un emprendedor colma por si solo algunas de las facetas o CARAS del proyecto pero debe conocer las otras y mirar de jugarlas a su favor.

Mirar como uno maneja el tiempo y que predisposición tiene para… es un buen comienzo.