Curso emprendedor online

Supongo que cuando expliqué en el ensayo el porqué había tomado la figura de cuadrado / cubo y que luego metafóricamente convertí en CAJA…

… que además es también un sólido platónico, y un hexaedro regular con 6 caras, 8 vértices y 12 aristas, para desarrollar el método me pude explicar con suficiente claridad, porque la decisión fue 100% intuitiva y experiencial y poco recordaba ya de la hipotenusa o del teorema de Pitágoras.

Quiero decir que aunque tengo formación técnica en dibujo, no lo basé tampoco explícitamente en la ley que descubrió Galileo Galilei en 1638, cuando observó una realidad muy simple: un cuerpo cuando crece manteniendo su forma y proporciones, su superficie aumenta con el cuadrado de una longitud característica del mismo (por ejemplo la altura) y en cambio su volumen aumenta con el cubo de esa misma longitud, es decir aumenta de tamaño tanto en superficie como en volumen pero el volumen crece mucho más rápido que la superficie exactamente:

El volumen crece con una potencia al cubo (3) y la superficie crece con una potencia al cuadrado (2)

Por ejemplo para un cubo de 10cm de lado tendríamos que su volumen es de 1000cm3 y que la superficie de una de sus caras es de 100cm2. Si multiplicamos por 2 su lado: 20cm, su volumen será ahora de 8000cm3 y su superficie de 400cm2. Es decir su volumen ha aumentado 8 veces (2 al cubo) y sin embargo su superficie sólo 4 veces (2 al cuadrado).

Y no lo hice así porque no se trataba de crecimiento o decrecimiento de números, sino de las posibilidades de bidimensionalidad y tridimensional que me ofrecían las caras desde un punto de vista de expansión y agrupación, vamos que lo mismo que un cuadrado se convierte en un cubo y cubo se convierte en seis cuadrados.

Lo habré explicado infinidad de veces tarde minutos en dibujar lo que quería que representara un proceso y años en explicarlo, porque mi primer intento era tan conceptual que tal vez no explicó bien su función. La función espero se vea mejor en este último libro co-escrito con Eva, porque en el centro de esa figuración esta la persona o personas, por aquel entonces tenía vocación de gestión de estructuras con lo que el cubo me daba mucho juego y lo hacía a través de un tablero cosa que el cuadrado me regalaba un apasionante tablero del mismo.