Cada dia más estoy convecida de que la edad, si la cuidas, y honras todo lo que has hecho, errores incluidos. Esta te ofrece alegrias y el mejor motivo para seguir adelante.

Cuando la edad se convierte en experiencia y la profesión en un camino que no solo has disfrutado sino que te permite compartir con los demás.

El otro día una persona en un entorno profesional, cuya relación “intensa” debo admitir, se dió exclusivamente virtual.  Es decir, que durante todo el proceso del proyecto no nos vimos fisicamente en ningun momento, y toda la comuniación, dudas e inseguridades incluidas, fue por canales tecnológicos, email, whatsapp, internet … a muchos kilómetros de aqui, y en cuya gestión intervenían dos países, me dijo …

-¿Qué edad tienes, puedo preguntar?… porque me pareces muy actual, fresca y moderna

Me provocó una sonrisa que todavía no me he quitado, sobretodo cuando llevo unos dias que cuando me miro al espejo me cuesta reconocer mi aspecto.

Añadir que en todo proceso de comunicación, la responsabilidad no es nunca de uno solo.

Las partes que intervienen deben tener la misma capacidad o intención de comprensión en entender el mensaje y poder elaborar un diálogo, sentir o oir el mismo tipo de sonido o ritmo para que la música se convierta en melodia, es además cosa de feeling y empatía.

La anécdota me permitió reparar en algo que hace dias que me ronda la cabeza, tal vez tan bien por la influencia positiva del curso “nocturno” ,como me gusta llamarlo, que estoy impartiendo en Gerona desde hace un mes…

La ilusión, la motivación, la pasión no tiene edad sino ganas.

Por lo tanto plantearse tenerla, me refiero a la motivación y las ganas, es tan solo una decisión.

Y si, excusas podemos encontrar todos si llevas un tiempo en esto de la vida, pero a veces más que encontrar las buscamos.

Y como quien busca haya, como dice mi madre, pues ahí que te puede pasar que sea en el espejo donde las encuentres: Excusas para el conformismo, para quedar atrapado en tu zona de “supuesto” confort, excusas para no dar lo mejor de tí, excusas para boicotear tus ilusiones….

Y el enfoque ha de ser otro, cuando hablamos de zona de confort, muchas veces no pensamos en AHORA; sino en el seguro del MAÑANA … pero disculparme ¿Qué mañana?

Tenemos una especie de carrera interna, la que iniciamos de forma social y ascendente en la escuela, pero también en la vida, y que yo sistematicamente he querido cambiar en la formación de mi hijo; que nos enfoca año a año al curso siguiente, y al siguiente… Sin parar, pensamos y vivimos pensando que conseguiremos algo mañana.. Aprender, un Titulo, un Status… pero todo el año que viene.

Y lo que veo constantemente, es que esa “zanahoria del mañana” nos impide que no solo disfrutemos, sino que veamos lo que pasa hoy… y si te quedas en AHORA y AQUI, hay infinidad de cosas que puedes ver, disfrutar y utilizar a tu favor, y si te las saltas, estas se vuelven en algo vivido, que suma, si haber estado allí.

LLevo unos años que mi capacidad gráfica y abstracta, la puramente creativa, està más motivada e ilusionada que nunca, se siente capaz, pero lo más importante se nota capaz… y muchas de las cosas que años atrás me costaba acometer en pleno aprendizaje y formación continuada, porque eso si, nunca he parado de descubrir y aprender, ves tu a saber porque (?) , ahora sale practicamente solo.

Práctica, visión, perspectiva, análisis, abstracción … todo eso lo he ido adquiriendo, pero también lo conocia, porque forma parte de mi.

Ha crecido con cada aprendizaje, con cada error, y ya no espera a septiembre, o cualquier otra fecha engañosa para mejorar, o perfeccionar…Simplemente sale, y lo disfruto.

Gracias Blanca.