talleres orientacion profesional escuelas

Lo que el anglicismo hace referencia con esta terminología, es a las relaciones profesionales y empresariales que tienen que ver con un proyecto en concreto.

Un poco de historia.

En 1984 el filósofo y profesor de administración empresarial nacido en 1951 estadounidense Robert Edward Freeman, creo la teoría de los stakeholder originalmente publicada en su libro “Strategic Managemen”. Y lo definió como cualquier individuo u organización que, de alguna manera, es impactado por las acciones de determinada empresa. En una traducción libre para el español, significa “Partes interesadas” .

Había un componente de calidad en la teoría de Freeman que hacía referencia no solo a la administración organizativa y empresarial de cualquier organización , sino que enfatizaba especialmente en el valor humano de la moral y los valores en las gestiones de esa organización.

¿Con quién cuentas?

Robert Edward Freeman

En el XXI posiblemente esta tendencia desarrollada en la teoría de Freeman tiene mucho que ver y se englobaría con las valoraciones de empresas de IMPACTO o SOSTENIBLES y mucho antes con la anterior teoría de la responsabilidad social corporativa (RSC), también llamada responsabilidad social empresarial (RSE) o inversión socialmente responsable que surge entre los 50-60 en EE.UU., no llega a desarrollarse en Europa hasta los 90.

Esta se define como una voluntad de las empresas para la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por el entorno del que forman parte, pero sin olvidar generalmente el objetivo de mejorar su situación competitiva, valorativa y su valor añadido en un mercado competitivo, libre y tecnificado.

Es lo que posteriormente se valorará con el Triple resultado, un término relativo a los negocios sostenibles que hace referencia al impacto que la actividad de una empresa tiene en las tres dimensiones: social, económica y ambiental.

Considerar como un valor inerente a los proyectos empresariales a las ” Partes interesadas” o Stakeholders en un proyecto determinado en realción a su propia competitividad, pero también a su responsabilidad en el enriquecimiento equilibrado social de los que coinciden con él en el mercado y con el planeta, aun hoy es casi ciencia ficción.